© 2017
Photo by @antoniodiazmd www.saythefword.com photo IMG_9961copy_zps2a37db08.jpg
Photo by @antoniodiazmd  www.saythefword.com photo IMG_0004copy_zps3f8b108d.jpg Photo by @antoniodiazmd www.saythefword.com photo IMG_0034copy_zps75b98730.jpg Photo by @antoniodiazmd www.saythefword.com photo IMG_0033copy_zpsd5516f86.jpg Photo by @antoniodiazmd www.saythefword.com photo IMG_0037copy_zps0db82e84.jpg Photo by @antoniodiazmd www.saythefword.com photo IMG_0030copy_zps303389c6.jpg
Fotos por: Antonio Díaz

Sombrero: H&M | Vestido: Funky soul | Camisa: Pull & Bear | Botas y cartera: Zara | Medias: Calzedonia 


Usar sombrero es decir en voz alta: -estoy lista, mírenme. Es una especie de valentía que asumimos involuntariamente al comprarlo y muy voluntariamente al estrenarlo. Y esa valentía va incrementando de acuerdo al tamaño del sombrero en cuestión. Además de ese plus de bravery à la Pharrell Williams, un sombrero nunca te resta adjetivos/piropos, siempre los suma.

Ej.  1.- Sigue a la chica de sombrero misterioso
       2.- Qué sombrero tan feo / What a fugly hat (en voz de Regina George)

En la antigüedad los sombreros suponían el status de un individuo, algo superficialmente especifico. Hoy día solo sirven para dar sombra o no, y hacernos sentir entre comillados, subrayados o marcados con resaltador neón. Un sentimiento de exposición que particularmente comparto, a pesar de mi cero por ciento de excentricidad. En realidad, mi punto es sencillo. Muchas veces nos cuesta ponernos el sombrero para volver a dónde se supone que queremos estar, luego de tres meses de ausencia por acá por motivos principalmente obvios y relacionados a mi (nuestra) relación emocional con Venezuela decidí volver a hacer aparición, no por compromisos comerciales ni por necesidades de un ego. Estoy aquí por un compromiso con mi sanidad, creo que me hacía falta escribir y expresarme una vez más por esta vía, la única en la que puedo usar sombrero XL sin sentir miradas y dónde mi sentido del humor sigue siendo mío a pesar de que nadie se ría (esto porque no los puedo escuchar ni ver cuando me leen, aunque quisiera).

Así que después de estos meses que han estado llenos de mil situaciones, encuentros, sonrisas, tristezas y bendiciones he vuelto para ir llenando esos espacios en blanco.

Note to self: Quisiera preguntarle a Pharrell que siente bajo ese sombrero Vivienne Westwood (?)

Go put your hat on.


Gaby.

8 comments:

  1. Qué fino que estés de nuevo posteando Gaby!!! Y por todo lo alto, con un excelente look y excelente mini reseña sobre los sombreros!
    Nos encanta.
    Besitos
    Gaby y Mich
    www.gamisft.blogspot.com

    ReplyDelete
  2. ♥♥♥♥
    extrañaba leerte y ver el trabajo de Anto!
    Saludos

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias, Sandra. Tú siempre fiel, a mi me encanta ver tu trabajo. Besos.

      Gaby.

      Delete
  3. Genial genial este post. Este look me dejo sin aliento, me encanta! El sombrero esta perfecto aunque soy una cobarde al momento de usarlos.. En fin, Bella!

    Gi,
    www.rackmyworld.blogspot.com

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias por pasar, nena. Nada de cobardías, la vida es una sola. Besos!

      Gaby.

      Delete
  4. Amo los gorros asi como el tuyo pero siento que a mi me quedan horrible. Envidio además a las que tienen la actitud para saber llevarlos sin drama, como decís, llaman mucho la atención y hay que bancarsela. Me gusta mucho el resto del look cuasi parisino <3.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Gracias, linda. No creo que te queden horribles, estoy segura de que lo rockearías. Besos y gracias por pasar.

      Gaby.

      Delete