© 2017
Photo by @antoniodiazmd www.saythefword.com photo 1_zpsa7f471c0.jpg
Photo by @antoniodiazmd www.saythefword.com photo 2_zpsba87d9e3.jpg Photo by @antoniodiazmd www.saythefword.com photo 3_zps6a9b95a4.jpg Photo by @antoniodiazmd www.saythefword.com photo 4_zps6a89abaa.jpg
Fotos por: Antonio Díaz
Top a rayas: H&M | Vestido/Braga: Funky soul  | Mary Janes: Vintage


Llevo días tratando de postear este look y no se trata de excusas, más bien siento que algo muy dentro de mí me impide escribir oraciones coherentes con las que me sienta feliz. Sí, feliz. Le debo dar gracias a Susan Sontag por animarme y lograr finalmente terminar aceptando que sí, somos nuestro más grande obstáculo. De no ser por ella no me hubiese sentado a escribir estás líneas.

Ok, hace días estuve leyendo un par de ensayos de Sontag, entre ellos uno titulado Escribir, y en unas pocas páginas de ideas me vi en la necesidad de preguntarme -¿en verdad debo ser tan dura cuando de ser mi propio lector se trata?, al terminar de hacerme este cuestionamiento fue tan fácil como decir sí, asintiendo con la cabeza. Y es sencillo, aunque no lo queramos ni sea la intención número uno,cuando escribimos lo hacemos para nosotros mismos, somos nuestro primer lector y sin duda alguna el más crítico. 

En palabras de Susan: "Habitualmente, la lectura antecede a la escritura. Y el impulso de escribir es casi siempre estimulado por la lectura. La lectura, el amor por la lectura, es lo que te hace soñar en convertirte en escritor. Y mucho después de convertirte en escritor, leer los libros que otros escriben —y releer los queridos libros del pasado— constituye una irresistible distracción de la escritura. Distracción. Consuelo. Tormento. Y, claro, inspiración."

Pienso que todo esto se traslada al armario/closet. Asimismo, como lo leen. El vestirnos sería el cómo "escribimos" o exteriorizamos nuestro ser y cómo queremos ser percibidos. Y el "releer" se trata de como vamos desenvolviendo, curando y puliendo ese estilo que nos hace diferentes. Por supuesto, lo que nos lleva a releernos es esa necesidad de querer editarnos para ser el resultado que buscamos. 

Sin diferencia alguna a la lectura nos releemos o eso intentamos en cada aspecto de nuestra vida, pero lo más importante luego de volvernos nuestro principal lector es encargarnos de ser quien reescriba esa lectura.

Este look marinero a rayas es: un cliché francés que no creo acceder a releer o reescribir. Porque me gusta, sí me hace feliz (sin relectura), pero sí sé de muchos looks del pasado que reescribiría ahora mismo.

Seguiré releyendo y  reescribiendo. 

Gaby.

2 comments:

  1. Replies
    1. I know, son de muerte lenta. Los amo! Gracias por pasar, baby.

      Delete